La forma escultórica

A c t i v i d a d ... d e ... A p r e n d i z a j e
La Actividad de Aprendizaje se compone del estudio de la información contenida en esta página y las lecturas complementarias (Materiales - herramientas y La luz)
accediendo en los siguientes botones.

 

Para completar este tema, tendrá que hacer las siguientes lecturas complementarias.
(EL CONTENIDO DE ÉSTAS SE EVALÚA TAMBIEN EN EL EXAMEN).


Una vez que tenemos claro cuales son los elementos que caracterizan a una escultura, podemos continuar hablando de conceptos que tienen que ver con las formas volumétricas como son las direcciones, los planos y las caras de una forma escultórica; identificaremos en las direcciones la posición que tienen los objetos, es decir si van hacia arriba o abajo, hacia la izquierda o derecha o bien desde atrás hacia delante, y su alteración cuando modificamos estos ejes para otorgar dinamismo a la forma cuidando siempre de no romper el equilibrio físico para que se sostenga la escultura.

Cuando sabemos como se interrelacionan el plano horizontal con el vertical y el transversal, podremos equilibrar los elementos de la composición, también cuando sabemos identificar que las caras de un objeto son la proyección del plano, podremos pasar al siguiente momento que es la relación de tensión espacial de los objetos dependiendo de su posición en relación a los otros objetos de la composición o entre sus mismas partes.

Las tensiones espaciales, que son la relación de las figuras entre sí y su espacio, las utilizaremos para reforzar según su colocación, los aspectos sensibles que deseamos transmitir a nuestro espectador, las tensiones básicas entre los objetos son: cuando sus caras o aristas están en contacto, modificando la tensión cuando la separación se hace más fuerte, hasta que dejan de estar vinculadas visualmente, otras tensiones son la superposición de elementos, el encadenamiento o la interpenetración, todas estas formas de colocación de los elementos en el espacio de composición provocarán en el observados distintas sensaciones.


El volumen o masa es el material visible, puede ser compacto, con un ritmo interno que forme unidad de acuerdo con el espacio circundante o puede tener perforaciones o contornos irregulares; al ocupar un lugar en el espacio, el volumen produce una relación de tensión en éste.

En la escultura moderna con los móviles, los alambres y construcciones de materiales transparentes, la relación cambia, pues el espacio es el factor dominante y los materiales ligeros que se utilizan sirven para subrayarlo. Pero, omitiendo esta modalidad la escultura siempre ha sido un volumen alrededor del cual es posible mover los ojos y tener una serie de impresiones tridimensionales, que cambian de acuerdo con el ángulo desde cual se observa.

En su forma más simple la escultura no requiere más material que uno que se pueda modelar con herramientas, como el barro u otros materiales similares como la cera.

Existen materiales que después de ser modelados es necesario someterlos a cocción. O bien la pieza de barro modelada puede servir de molde para hacer un vaciado de yeso, por medio del cual es posible reproducir en gran número la figura representada. Sólo las figuras más pequeñas de dimensiones pueden ser de una pieza o sólidas; las de tamaño mayor tienen que ser huecas o cocidas en secciones.
 
Las tallas en piedra, madera, hueso o marfil se obtienen quitando partes del material; la talla es más laboriosa que el modelado y da pocas posibilidades de hacerle correcciones.

La solidez de la escultura es una cualidad conceptual; una figura de barro puede estar hueca pero lo que de ella percibimos son las propiedades de la forma sólida. Es la diferencia principal con la alfarería, que produce cavidades perceptibles.

La escultura es el arte de representar una figura en las tres dimensiones, valiéndose de soportes tales como la piedra, el bronce, la madera u otros materiales. Este arte se encuentra muy relacionado con la arquitectura ya que en ciertas épocas fue casi exclusivamente un complemento de la misma destinado a la ornamentación.

Desde el punto de vista técnico puede hablarse de la escultura exenta, es decir aquella en que la composición puede ser percibida desde sus tres dimensiones.

La escultura en relieve se representa en un plano. El relieve es una técnica que se rige por sus propias leyes; no participa de la realidad tridimensional de la escultura porque siempre cuenta

como se ha dicho con un fondo plano del cual se desprende, crea un mundo plástico que se encuentra entre el ilusorio espacio pictórico y el espacio real de la escultura.

Los relieves se han clasificado en bajo, medio y alto, de acuerdo con su grado de proyección del plano del fondo; algunos están empotrados en el fondo, otros parecen brotar de una superficie o están sobrepuestos a un plano.

Materiales usados en escultura.
Esculpir, tallar, grabar, esgrafiar, modelar, fundir, burilar: son procedimientos para trabajar materiales diversos.

El número de materiales que se pueden trabajar es casi infinito, para modelar se precisan materiales maleables como el barro, la plastilina de escultor, las pastas sintéticas y hasta el papel, mientras que para tallar se necesitan materiales duros como la piedra y la madera, pero también se puede tallar el marfil, las piedras preciosas; aunque en la talla más que duros se requiere que los materiales sean compactos, es así que podemos hacer una talla en una espuma de poliuretano o en un bloque de unicel. En cambio para burilar, forjar y fundir se necesitan metales puros o bien aleaciones de metal.

Tallar significa quitar, eliminar de un bloque el espacio sobrante, como decía Miguel Ángel, “liberar la obra prisionera de la materia”.

El escultor crea una obra de tres dimensiones trabajándola y mirándola continuamente desde todos los lados, entrando casi en la materia, perforándola y transformándola; interactuando también con la luz natural, analizando los distintos resultados de la obra en diversas horas del día

Para la realización de una escultura con la técnica de talla, el artista planea primero con un dibujo o boceto, elabora a partir de estos dibujos, un modelo tridimensional a escala menor que la original, para luego con una máquina de sacar puntos trasladar al bloque de material las referencias fundamentales. A partir de aquí se desbasta o corta el material teniendo en cuenta esos puntos y una vez esbozada la escultura, hay que labrarla y retocarla con la ayuda de herramientas como el cincel, la gubia, el escoplo y la maza. La operación final consiste en el afinado y pulimento de la superficie.

En contraste, la escultura de agregado también parte de un boceto, pero el material se va agregando poco a poco, y con la posibilidad de hacer correcciones sobre la marcha.


Técnicas escultóricas

Escultura de relieve:
No todas las formas escultóricas pueden ser vistas desde varios ángulos, esto es porque solamente presentan una sola vista al espectador, a este tipo de escultura se le denomina de relieve, en donde sus tres dimensiones largo, ancho y altura quedan sometidas a una superficie plana, existen dos variantes en este tipo de escultura, el alto relieve en donde sus formas se proyectan hacia fuera de la base, formando figuras casi exentas, y el bajo relieve en donde las formas se generan por medio de incisiones en la placa del material, manteniendo alturas casi similares en toda la pieza.

Modelado:
Es un proceso en que un material suave y manejable puede servir para dar forma, por medio del agregado del material y dando diversos acabados con herramientas sencillas.
Los materiales más adecuados para esta técnica son la plastilina, la arcilla o barro, la cera o materiales epóxicos.
Se utilizan materiales de este tipo, ya que el escultor va agregando gradualmente el material para construir la forma tridimensional, es por esto que el modelado es considerado como una técnica de agregado.
En algunas formas que utilizan esta técnica, los artistas se ven en la necesidad de crear en principio, una armadura interna que servirá de soporte, esta estructura tiene que tener una buena firmeza por lo que normalmente se elabora utilizando alambre amarrado de diversos calibres.

Desbaste:
En esta técnica el material a trabajar no aumenta nunca sus dimensiones, porque la técnica se basa en quitar material para ir descubriendo la forma proyectada, si hablamos de piedra los instrumentos serán cinceles y martillo para ir perfilando la envolvente de la forma, otro material bastante manejable en esta técnica es la madera, al trabajo en madera se le denomina talla, tanto en el trabajo en piedra como en el de madera, al momento de desbastar el material, se cuida la composición física del material para poder obtener diferentes texturas tanto físicas como visuales.

Vaciado:
Significa verter un material de consistencia casi liquida dentro de un molde para que el material vertido endurezca, de esta forma se pueden obtener varias reproducciones a partir de un solo molde, también existen vaciados denominados al molde perdido o a la cera perdida. El trabajo a la cera perdida es muy utilizado en los vaciados de metal como el bronce, en donde encontramos un molde de varias piezas recubiertas de cera, que al ser unidas y sometidas a alta temperatura dejan el espacio por donde pasará el metal fundido, la capa de cera determina el grosor de la escultura.

Ensamble:
El proceso de ensamble inicia con la selección de materiales que se integrarán para formar una estructura tridimensional, estos materiales podrán estar encajados, soldados o pegados.
Esta es una técnica que podemos llamar moderna a diferencia de las anteriormente citadas, a la técnica de ensamble se le puede incluir en la técnica de escultura de agregado ya que se irán uniendo diversas formas independientes entre sí hasta completar un todo.


La forma en la escultura
La percepción diaria que tenemos de nuestro entorno, esta inscrita en un mundo de tres dimensiones, los objetos los podemos tocar y rodear, recibir la sensación de su tamaño, peso y textura, hemos logrado reproducir la realidad y dar la sensación de la tercera dimensión a través de dibujos en donde se trabaja la perspectiva y el claro oscuro, pero en esta asignatura  se pretende la representación expresiva de ese entorno cotidiano y las ideas propias de cada alumno por medio de objetos que podamos construir con sus tres dimensiones.

La planeación y ejecución de una composición en tres dimensiones, tiene como base la preparación del proyecto considerando los elementos que constituyen un acercamiento al mundo tridimensional y que debe partir del conocimiento y análisis de la volumetría, proponiendo el largo, el ancho y la profundidad, y trabajar con una propuesta bi-dimensional en donde a partir de un dibujo guía, se muestre cuando menos tres de sus posibles vistas.

Wucius Wong en su obra “Fundamentos de diseño” señala: “Nuestra comprensión de un objeto tridimensional nunca puede ser completa con un vistazo. La perspectiva desde un ángulo fijo y una distancia puede ser engañosa. Una figura circular que sea primeramente vista desde cierta distancia alejada puede terminar por ser, tras un examen más cercano, una esfera, un cono, un cilindro o cualquier otra figura que tenga una base redonda.”

Considerando lo anterior es importante que se tenga bien visualizado el objeto que se desea construir, previendo los diferentes ángulos de observación y las relaciones de un elemento con otro; para ello nos valemos de algunos conceptos formales que permitirán establecer las relaciones adecuadas para que el volumen que deseamos construir, sea firme, equilibrado y con presencia estética.

Para lograr que el trabajo de una escultura por medio del modelado de formas, se lleve a cabo de manera que, el resultado no sea producto de la casualidad y teniendo por consecuencia una mala formación académica, iniciaremos por revisar el concepto Forma, que de manera general podemos decir, es todo aquello que se puede ver, que se toca, que tiene una dimensión exacta, que puede ser figurativa o abstracta.

Para Wucius Wong: “En sentido estricto, las formas son contornos compactos y positivos que ocupan un espacio y se diferencian del fondo”, también “Una forma tridimensional es aquella a la que nos podemos acercar, de la que nos podemos alejar y a la que podemos rodear; puede verse desde diferentes ángulos y distancias. Está a nuestro alcance, la podemos tocar e incluso agarrar.

También Wucius Wong hace referencia a la forma pero considerando la forma como la percibimos diciendo “una forma tridimensional nunca es vista en frontalidad total, hay muchos ángulos y puntos de vista desde los que puede ser mirada...”

Andrew Loomis en su obra “Ilustración creadora”, dice: “ El principio de la forma es la expresión del aspecto de la forma en cualquier momento dado, teniendo en cuenta su iluminación, estructura y textura, junto con la verdadera relación en que se encuentra respecto al medio circundante”, aunque esta definición de la forma que hace Loomis, esta basada para la realización de dibujos bi-dimensionales, en párrafos anteriores se ha dicho que para una buena ejecución del volumen hace falta una adecuada representación bi-dimensional de éste, por tanto lo que propone Loomis, es el exhaustivo conocimiento de los objetos que serán representados, situación que debe ser también aplicada al ejercicio de la escultura.